Blog

 

El gobierno de Cataluña aprobó un plan para la implementación de la tecnología blockchain en sus procesos administrativos, a fin de mejorar los servicios públicos en esta región española.

La información fue publicada el 24 de julio en el sitio web de la Generalitat de Cataluña, donde se explica que se creará un grupo de trabajo interdepartamental, dirigido por el Departamento de Políticas Digitales del gobierno catalán, que se encargará de presentar un plan estratégico antes del 31 de diciembre de este año.

Se agrega que dentro del plan se identificarán los ámbitos de actuación en que la tecnología de cadena de bloques puede ayudar a desarrollar la máxima potencialidad, tomando en cuenta además la valoración económica que se derivaría de su implementación. De esta forma, se definirán los casos de uso específico.

La idea es posicionar a Cataluña como líder en el uso y en el desarrollo de plataformas de blockchain, considerando que el nuevo modelo impactará en todos los sectores y las industrias. Por tanto, el gobierno también contempla fortalecer el conocimiento, la formación y la creación del talento que se encargará de implementar estas tecnologías, a través de la promoción de la investigación y la innovación entre la ciudadanía, estimulando además su adopción.

El plan se enmarca dentro del proyecto SmartCat, puesto en marcha por la Generalitat de Cataluña en 2014, a través de la Secretaría de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información. Mediante esta estrategia, el gobierno catalán ha impulsado eventos internacionales, como el certamen Blockchain Solutions World, cuya segunda edición se realizará en octubre próximo. Paralelamente, se han puesto en marcha varios proyectos de desarrollo en diversos ámbitos de la administración de Cataluña.

Al respecto, Jordi Puigneró, Consejero de Políticas Digitales y Administración Pública de la Generalidad de Cataluña, declaró al medio La Vanguardia, que con la tecnología de contabilidad distribuida buscan lograr un nuevo modelo de gobernanza digital, donde el ciudadano tendrá un papel determinante.

"A nivel de administración, hay muy pocos referentes todavía: Estonia y Singapur tienen proyectos; Suecia está transformando el registro de la propiedad, en Australia se prueba el voto electrónico, en Japón se introduce la identidad digital, Unicef lo probará para la trazabilidad de los donativos. No hay todavía un despliegue masivo en ningún país ni en ningún ámbito. Vamos a incorporar todas las iniciativas y a definir una estrategia conjunta". Jordi PuigneróConsejero de Políticas Digitales y Administración Pública, Generalitat de Cataluña

Los planes para la transformación de los sectores administrativos, de servicios públicos y las industrias, tienen como meta convertir la región en un referente mundial de blockchain. En ese sentido, los avances en materia administrativa comenzaron a dar resultados el año pasado, en el marco del referendo independentista, cuando la Generalitat creó un sistema de certificados de residencia digital basado en la cadena de bloques, que permite a las empresas establecer funciones en la región sin necesidad de radicarse físicamente en Cataluña.

Otro de los proyectos que se adelantan en la región es IoCat, el cual fue anunciado el pasado 17 de julio y utilizará la plataforma de Ethereum para que los ciudadanos catalanes, que generen su propia energía solar y la almacenen mediante baterías, la puedan comercializar sin intermediarios con el uso de un token que será emitido por el ente gubernamental.
 

La arquitectura de programación es el desarrollo más importante desde la masificación de internet.


Hay granjeros que se dedican a la cría de animales o a producir leche y huevos que luego venden en el mercado. Néstor di Bello, un técnico en sistemas que trabajó toda su vida en empresas del sector tecnológico, decidió poner su propia finca en Buenos Aires, pero de un producto algo menos tradicional: criptomonedas.

Su proyecto, financiado por un fondo estadounidense, contempló la instalación de decenas de computadores en el barrio de Villa Ballester para ‘minar’ distintas monedas virtuales (la más conocida es el bitcóin) y obtener una ganancia en este proceso.

El empresario viajó por Islandia, Canadá y otras mecas de este rubro para armar su negocio. En el camino, estudió el potencial del blockchain, la arquitectura de programación que está por detrás de las criptomonedas más conocidas y cuyo potencial excede al mundo financiero.

Creada hace apenas diez años, esta tecnología de moda apunta a revolucionar para siempre los negocios que se basan en la provisión de confianza (notarios, abogados, contadores e instituciones en general), pero también el entretenimiento, la política, el sistema financiero y el comercio internacional, entre otras áreas. Los más entusiastas aseguran que no hubo una tecnología con un potencial disruptivo tan elevado desde la masificación de internet, hace ya 20 años.

Blockchain es una red global descentralizada, similar a un libro contable abierto, donde se asientan todas las transacciones de bitcoines del mundo. Pero los activos que se pueden certificar en esta arquitectura de software van más allá de esta moneda virtual: pueden ser bienes, servicios, contratos legales y hasta identidades de personas que se asocian a un bloque de código que luego se encadena con otros (de allí su nombre: ‘cadena de bloques’). Cada nodo (punto de la red) puede validar cada transacción, y el sistema se considera imposible de hackear (los costos de hacerlo son astronómicos y no se justifican).

"Su proyecto contempló la instalación de decenas de computadores en el barrio de Villa Ballester para ‘minar’ distintas monedas virtuales y obtener una ganancia en este proceso".


Esta es una de las denominadas tecnologías exponenciales (de altísimo crecimiento) que generan más entusiasmo y cuyos partidarios no se intimidan con la caída dramática que ha tenido el bitcóin en el 2018, al perder más de la mitad de su valor máximo en pocos meses.

En la literatura sobre innovación se suele hablar del fenómeno de ‘creatividad de supervivencia’ que se da en aquellos países que tuvieron procesos de crecimiento desde un punto de partida muy desfavorable, como Israel y Corea del Sur.

Sergio Lerner, programador contratado por Gavin Andresen, jefe científico de la Fundación Bitcóin, como auditor del código de seguridad de la criptomoneda, explica: “La revolución del blockchain tiene cinco motores: los pagos digitales más eficientes, las monedas no gubernamentales con emisión programada, los contratos inteligentes, la eliminación de las barreras de entrada a financiamiento para pequeñas empresas y el crecimiento del uso del celular como billetera electrónica”.

Lerner saltó a la fama diez años atrás por haber ‘descubierto’, en una suerte de trabajo arqueológico criptográfico, las unidades originales de bitcoines de Satoshi Nakamoto, el misterioso creador de la criptomoneda, que fue también su primer minero. Según sus reglas de base, los bitcoines se pueden obtener por transacción o ‘minándolos’ (como hace Di Bello en su granja) con poder computacional. Nakamoto posee alrededor de un millón de bitcoines que nunca se vendieron.

Aunque se suele enfatizar que esta nueva ‘máquina de confianza’ llegó para revolucionar los negocios basados en proveer algún tipo de validación externa entre partes (notarios, contadores, abogados, colegios profesionales, oficinas estatales, etcétera), lo cierto es que la onda expansiva de este meteorito excede a los jugadores tradicionales de la economía: empresas tan en la cresta de la ola de la innovación como Airbnb y Uber también aparecen con su modelo de negocios amenazado.
Al existir un proveedor de confianza descentralizado, cualquiera de nosotros podría intercambiar directamente un vehículo o un apartamento en forma temporal, sin tener que pagarle una comisión a una plataforma digital.

Para el tecnólogo y científico de datos Marcelo Rinesi, “blockchain no es principalmente una tecnología financiera, como se cree. Es una tecnología política y su campo de aplicación es el de los países en vías de desarrollo”, sostiene el profesor del Instituto Baikal.

Rinesi explica que “el principal problema que ataca blockchain es la confianza en un tercero. Hoy hay millones de personas en todo el mundo que no pueden confiar en el sistema financiero ni en las funciones más básicas del Estado. La confianza tarda décadas en construirse, y su escasez tiende a perpetuarse en contextos de incentivos viciados”.

En estas circunstancias, blockchain podría significar un ‘salto de rana’ en términos de desarrollo para naciones con baja o nula confianza en las instituciones. En su libro Down The Rabbit Hole, el emprendedor y evangelizador de blockchain Tim Lea plantea que esta tecnología puede ayudar a reducir de manera drástica la corrupción. “En teoría, ya puede hacerlo: sus capas son transparentes y auditables; el mayor desafío es su implementación, porque hay muchos intermediarios que viven de esta opacidad”, explica.

¿Un ejemplo concreto? La ONU ya está enviando a campos de refugiados en África la ayuda en ethereum (la segunda criptomoneda más conocida). Mediante contratos inteligentes se aseguran de que la plata llegue a los necesitados (cuya identidad se valida con reconocimiento del iris), que solo pueden gastarla en comida, educación y remedios.

Ban Ki-Moon, exsecretario general de la ONU, estimó en su momento que el 30% de la ayuda humanitaria se pierde en el camino hasta los destinatarios finales debido a los costos de intermediación financiera o administrativos, la corrupción, etc.

"Según sus reglas de base, los bitcoines se pueden obtener por transacción o ‘minándolos’ (como hace Di Bello en su granja) con poder computacional".

Lo que viene

“Lo más interesante no es blockchain a solas, sino lo que empieza a suceder cuando se combina con otras tecnologías exponenciales”, dice Pablo de Gregorio, quien desde Ernst & Young está trabajando en varias iniciativas que involucran a la red detrás del bitcóin con empresas grandes y pequeñas.

Para el comercio exterior, donde llevar una carga de un país a otro requiere en promedio 30 operaciones, esta tecnología se anticipa tan revolucionaria como lo fue la masificación de los contenedores de acero en las décadas del 60 y el 70. Según un informe del Foro Económico Mundial de este año, blockchain tiene el potencial de agregar un billón de dólares al comercio internacional.

“Si uno quiere saber por dónde viene la ola tecnológica, nada mejor que observar al sector defensa, los videojuegos y el entretenimiento para adultos”, recomienda Manuel Beaudroit, fundador del proveedor de servicios financieros Bitex. Estas tres áreas suelen ser pioneras en la adopción de nuevas tecnologías, y las tres están ensayando modelos de negocios apalancados en criptoalternativas.

Blockchain puede además revolucionar los consumos culturales masificando los micropagos. Hasta ahora, estos han sido antieconómicos en muchos casos porque el costo de transacción que imponen los bancos para adquirir una canción, por ejemplo, es mayor que el de la compra en sí.

En una producción cinematográfica, un contrato inteligente podría establecer a priori el pago para todas las partes involucradas y ejecutarlo automáticamente una vez la película esté estrenada y generando ingresos. Una banda de música con pocos –pero muy fieles– seguidores podría saltarse todo el laberinto de abogados, discográficas y regulaciones de derechos de autor y vender directamente 2.000 o 3.000 copias inhackeables de una canción.

La masificación de blockchain viene más lenta de lo previsto. Para empezar, se trata de una tecnología que necesita reescribirse constantemente millones de veces para no perder la consistencia, lo que la hace muy intensiva en el uso de energía. Pero como sostuvo Bill Gates, el dueño de Microsoft: “Tendemos a sobreestimar el cambio a dos años y a subestimarlo de aquí a diez años. No te dejes arrullar por la inacción”.Criptoglosario- Blockchain: Libro de contabilidad digital en el que las transacciones realizadas en bitcóin u otra criptomoneda se registran cronológica y públicamente. También se pueden inscribir allí otros bienes y servicios.

- Bitcóin: Unidad de moneda digital descentralizada que puede ser intercambiada por bienes y servicios.

- Criptomoneda: Moneda digital que utiliza técnicas de cifrado para regular la generación de unidades de moneda y verificar la transferencia de fondos, que operan por fuera de los bancos.

- Initial Coin Offering (ICO, oferta inicial de criptomonedas): Ocurre cuando alguien ofrece a los inversores unidades de una nueva criptomoneda a cambio de criptomonedas como bitcóin o ethereum.

- Nodo: Es esencialmente una computadora conectada a la red de criptomonedas.

- Ether (Éter): Token nativo de la cadena de bloques de ethereum, la segunda más popular luego de bitcóin, que se utiliza para pagar tarifas de transacción, recompensas de mineros y otros servicios en la red.



 

Tron ha confirmado la compra de BitTorrent en una operación que persigue ampliar su red Blockchain y “crear el ecosistema descentralizado más grande del mundo”.

Tron es un participante relativamente nuevo en el salvaje mundo de las startups de Blockchain. Una tecnología de cadena de bloques que está ganando popularidad en el mundo empresarial para garantizar la seguridad en operaciones con criptomonedas, pero también en otros usos. Se espera que el gasto mundial en tecnología Blockchain supere los 11.500 millones de dólares en 2022.

La operación de compra de BitTorrent es de alto nivel y habría exigido un desembolso de unos 126 millones de dólares. La compañía de software fue fundada en 2004 y tuvo un gran renombre gracias al desarrollo de un protocolo que se convertiría en sinónimo de intercambio de archivos en redes de pares P2P.

A pesar de una historia turbulenta en la búsqueda de servicios que monetizaran su funcionamiento, BitTorrent tiene hoy clientes para ordenadores y móviles, una plataforma de streaming de música y vídeo servicio, BitTorrent Now, que pretendía competir con servicios como el de Spotify y más de 100 millones de usuarios activos.

BitTorrent continuará operando desde la nueva ubicación de TRON en San Francisco, que ahora es el centro de operaciones para la expansión de la compañía en el mercado global de la compañía. Dicen los responsables que “la división proporcionará un sólido respaldo para el desarrollo comercial y las alianzas globales de TRON, mientras persigue su visión del ecosistema descentralizado más grande del mundo“. 
 

No se han mencionado detalles de la conexión entre la compra de BitTorrent y la extracción de la criptomoneda TRX. Aunque está muy por debajo de Bitcoin y Ethereum, este token de Tron ha sido uno de los de más rápido crecimiento en el mercado. BitTorrent aseguró el mes pasado en un comunicado que “no tenía planes de cambiar lo que hacemos o cobrar por los servicios que brindamos. No tenemos planes de permitir la extracción de criptomonedas ahora o en el futuro”. Tras la compra por Tron la situación ha cambiado. 

“Con esta adquisición, BitTorrent continuará brindando servicios de alta calidad para más de 100 millones de usuarios en todo el mundo. Creemos que unirnos a la red TRON mejorará aún más BitTorrent y acelerará nuestra misión de crear una Internet de opciones, no reglas”, comentan en el blog oficial de Tron. 

Bitcoin.com ha señalado que aquellas casas de cambio que no den soporte a Bitcoin Cash serán eliminadas del listado de su página web, según información proveniente de la casa de cambio suiza Bity.

La información fue presuntamente difundida por Bitcoin.com el 12 de julio vía correo electrónico, y el comunicado fue compartido por un usuario el día de ayer en Reddit. En el texto, puede leerse cómo Bitcoin.com se encuentra actualizando los requisitos para que las casas de cambio sean listadas en ese sitio web:


"Le escribo para informarle que hemos observado que en este momento su intercambio actualmente no ofrece Bitcoin Cash (BCH) y solo ofrece a los clientes la opción de comprar Bitcoin Core (BTC). Estamos haciendo un cambio en nuestros requisitos: todos los intercambios listados deben ofrecer Bitcoin Cash (BCH) para seguir figurando en nuestro sitio web. Queríamos comunicarnos con usted y hacerle saber esto para que pueda comenzar a ofrecer Bitcoin Cash (BCH) a sus clientes."

Bitcoin.com

Al parecer, las casas de cambio contarían con 30 días a partir del momento en que recibieron el correo electrónico para mostrar su interés en integrar Bitcoin Cash en su plataforma, de lo contrario, serán eliminadas por completo del sitio web de Bitcoin.com.

En el comunicado, también se añade un apartado recordando a los directivos de las casas de cambio la importancia de ser parte de Bitcoin.com: “Tenga en cuenta que Bitcoin.com es uno de los sitios web más visitados en el espacio de criptomonedas con millones de visitas por mes”. No obstante, en el correo electrónico no se hace mención a que Bitcoin.com enfrentó una demanda en el mes de abril, por brindar información engañosa a los usuarios inexpertos para adquirir Bitcoin Cash en lugar de Bitcoin.

El equipo de la casa de cambio suiza respondió al comunicado afirmando que no tienen planes de dar soporte a Bitcoin Cash por los momentos, por lo que acepta que Bity.com sea eliminada de la lista de Bitcoin.com.

La razón principal que exhibe Bity para no dar soporte a BCH es que la adopción de esta criptomoneda en Suiza no es importante, a su juicio, comparada con el uso de Bitcoin y Ethereum. Además, la casa de cambio reporta que no hay negocios que giren en torno al uso de BCH y que tampoco se pagan salarios en BCH, ni existen empresas cuya finalidad sea prestar servicios a la comunidad de BCH:

"Bity, como casa de cambio regulada, actualmente se enfoca en criptomonedas con una economía fuerte real o potencial detrás de ellas. No hemos visto ningún caso de uso real en Suiza o con nuestra base de usuarios de BCH que muestre potencial para integrarse en el futuro sistema financiero".

Bity


Cabe destacar que Bity informó a CriptoNoticias que el correo electrónico que recibieron de parte de Bitcoin.com no fue filtrado, sino que más bien lo divulgaron a través de sus redes: “Bity eligió compartir el correo electrónico en sus redes sociales, incluido Reddit”. De igual forma, indicaron desconocer si algún otro intercambio recibió la notificación de exclusión de Bitcoin.com: “Bity tampoco tiene conocimiento de otros intercambios que hayan sido notificados de la exclusión”.

Asimismo, el CEO y cofundador de Bity, Alexis Roussel, señaló lo siguiente: “Estamos profundamente involucrados en la criptocomunidad en Suiza. El debate sobre el fork Bitcoin Cash fue realmente interesante, pero la realidad es que hasta ahora no había despertado ninguna realidad de negocio. En Suiza, la gente se instala en Bitcoin o en Ether. Hay opciones de compra de Bitcoin Cash pero estos apuntan a usuarios especulativos. Bity directamente no proporciona servicios para especulaciones”.

La intervención de Bity concluye añadiendo que, si en el futuro el mercado sufre algún cambio que privilegie el uso de BCH en la economía suiza frente a otras criptomonedas, entonces estarían dispuestos a reconsiderar su inclusión en la plataforma.

 

En una cadena de radio y televisión realizada este 25 de julio desde el Palacio de Miraflores, en Caracas, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció que el próximo 20 de agosto será lanzado un nuevo cono monetario en ese país, cuyo valor se anclará al criptoactivo estatal Petro.

 
Agrega el mandatario venezolano que el anuncio se realiza como parte de la implementación de un programa denominado Recuperación y Prosperidad Económica que adelanta el gobierno. Este plan contempla la realización de una reconversión monetaria junto a la puesta en circulación de una moneda conocida como Bolívar Soberano.

Asegura el presidente Maduro que con el lanzamiento de este nuevo cono monetario se logrará estabilizar la economía venezolana -sumida en una profunda crisis- de manera radical. En ese sentido, informó que la paridad cambiaria del Bolívar Soberano no se establecerá en función del valor de dólar estadounidense sino del valor del Petro, un criptoactivo estatal que a su vez tiene soporte en la cesta petrolera venezolana, de acuerdo a las declaraciones del presidente.

Vale señalar que aunque el gobierno no aclaró los detalles de este proceso de anclaje, que representa la paridad del nuevo cono monetario con el Petro, procedió a la firma de un decreto que oficializará la decisión, una vez se publique en Gaceta Oficial próximamente.

La reconversión monetaria del país caribeño contempla igualmente la reducción de 5 ceros a la moneda vigente, el Bolívar Fuerte. Se trata de una medida anunciada en febrero de este año para enfrentar el proceso inflacionario que afecta a los venezolanos y que en principio se concibió con la reducción de tres ceros a la moneda actual.

El nuevo cono iba a ser lanzado en junio pasado, pero la fecha fue pospuesta debido a premura de su puesta en marcha y a una petición interpuesta ante la Presidencia de la República por miembros del sistema bancario venezolano.

Acerca del Petro venezolano
El proyecto de creación del Petro, concebido por el gobierno de Nicolás Maduro como una criptomoneda estatal, fue concebido el año pasado. Desde entonces se han realizado nuevos anuncios relacionados con la preventa del cPetro y a una serie de medidas destinadas a legalizar el sector de las criptomonedas en Venezuela, entre ellas la creación de la Tesorería de Criptoactivos de Venezuela y de la Superintendencia de Criptoactivos de Venezuela y Actividades Conexas Venezolana (SUPCACVEN).

Al respecto, el 27 de abril pasado Maduro aseguró haber realizado una primera preventa del criptactivo, que cerró con una recaudación de de 3.338 millones de dólares. También expuso entonces que se daría certificación a 16 casas de cambio, las cuales iniciarían operaciones en Venezuela. Autorizó además las operaciones de granjas para la minería de criptomonedas, destinadas a “minar el Petro” y otros criptoactivos.

De esta forma, el mandatario manifestó que gracias a estas medidas, se estimularía la adopción entre los venezolanos, permitiendo además la venta de bienes e inmuebles y la compra y venta de gasolina a las aerolíneas nacionales e internacionales utilizando el Petro. No obstante, hasta la fecha muchas de estas medidas no se han concretado.


Es una creencia popular entre programadores y demás expertos en informática que no existe ningún sistema o dispositivo que sea imposible de hackear. Sin embargo, esta cartera para Bitcoins dice serlo, y John McAfee está dispuesto a pagar 100.000 dólares a quien logre hackearla.
  McAfee, fundador de la compañía detrás de uno de los antivirus más míticos en la historia, suele hablar mucho, quizás más de la cuenta. Pero esta vez está convencido de que Bitfi, un dispositivo que hace de cartera para criptomonedas como el Bitcoin, es sencillamente imposible de hackear. Esto le ha traído muchas críticas de parte de incrédulos, así que la solución que se le ha ocurrido es incentivar a los hackers con una cantidad considerable de dinero. Quien pueda hackear su aparato se lleva 100.000 dólares a casa.


Según el equipo detrás de Bitfi, esto “no es una cacería de bugs” o errores del sistema, como la que suelen hacer otras compañía. “No vamos a recompensar a quien encuentre un bug, porque nuestro punto es que nuestra seguridad es absoluta y la cartera no puede ser hackeada”. Dicho de otro modo, están tan confiados de que su aparato es imposible de hackear que creen no van a tener necesidad de pagarle a nadie.


Eso sí, las reglas para participar implican que compres una de estas carteras para criptomonedas, que tiene un precio de 120 dólares, y pagues 50 dólares adicionales para llenarla con una cantidad mínima de criptomonedas. Una vez en tus manos, tendrás que intentar robar esas criptodivisas. Si lo demuestras públicamente, McAfee te enviará un cheque bastante generoso, e incluso te podrás quedar con las divisas que te robaste a ti mismo.

La seguridad es uno de los aspectos más importantes al momento de gestionar criptomonedas y meterte de lleno en es mercado protagonizado por el Bitcoin. Si no usas una buena cartera digital y mantienes tus contraseñas seguras, te pueden robar millones de dólares en un abrir y cerrar de ojos. Algunas personas incluso han llegado al extremo de esconder sus fortunas en Bitcoins en búnkeres con guardias armados. [John McAfee (Twitter) vía The Next Web]
El florecimiento de Bitcoin y otras criptomonedas ha puesto en entredicho la necesidad de que los ciudadanos del mundo dependan de instituciones bancarias para intercambiar valor. El surgimiento de estas herramientas ha permitido que los usuarios puedan plantearse posibilidades más descentralizadas para relacionarse de manera económica e incluso, que sean su propio banco, pero ¿es posible?