Mina facilmente con tu computadora

Microsoft y Linkedin: haciendo historia en los negocios

En medio de la conferencia anual E3 de Los Ángeles, y a sólo unas horas de la conferencia principal del WWDC16 de Apple, Microsoft ha acaparado hoy los titulares de la prensa de medio mundo anunciando la compra de LinkedIn, la popular red social especializada en los contactos profesionales, por 26.200 millones de dólares.
El movimiento nos ha pillado a todos por sorpresa, y refuerza los muchos esfuerzos que están haciendo los de Redmond por convertirse en un referente en el ámbito profesional. La operación se ha convertido en la más grande de la historia de Microsoft, ya que esos 26.200 millones que les ha costado superan con creces los 7.200 pagados por Nokia y los 2.500 que les costó Mojang.

Pero tranquilos, porque la operación no modificará la interna de LinkedIn, y la red social seguirá operando como hasta ahora con Jeff Weiner como CEO manteniendo "su marca distintiva, cultura e independencia". Eso sí, informará directamente a un Nadella que ha asegurado que con esta operación pretenden acelerar el crecimiento de LinkedIn, así como el de Office 365 y Dynamics. Operaciones como esta no se dan todos los días, y hemos querido aprovecharla para hacer un amplio resumen sobre cómo ha sido la evolución de la red social laboral, y cómo lo que empezó en la casa de uno de sus creadores acabó convirtiéndose en una de las mayores referencias del mundo empresarial online. El camino de LinkedIn


LinkedIn empezó a fraguarse en la casa de Reid Hoffman, uno de sus co-fundadores, durante el 2002. El resto de creadores fueron Allen Blue, Konstantin Guericke, Eric Ly y Jean-Luc Vaillant, y fue lanzada oficialmente el 5 de mayo del 2003. Para finales de ese mismo mes ya habían conseguido sus 4.500 primeros usuarios.

Desde un principio se posicionó como una red social enfocada al mundo laboral. Siguió extendiéndose hasta lanzar su versión en español en 2008, y terminaron de definir su enfoque hacia el mundo laboral presentando las páginas de empresa en noviembre del 2010. Finalmente, LinkedIn anunció su paso lógico de salir a bolsa en mayo del 2011 con un valor de 3.000 millones de dólares.

Sólo dos meses después, su crecimiento le llevó a convertirse en la segunda red social más utilizada de Estados Unidos en julio del 2011. Por aquel entonces su cantidad de visitas únicas en aquel país ascendía a 33'9 millones, seguida de cerca por los 33'5 de Myspace y los 30 millones de Twitter. Sólo Facebook la superaba, pero los de Zuckerberg ya estaban en otra galaxia acumulando 160 millones de usuarios únicos en Estados Unidos.

Durante los meses siguientes continuó su camino implementando en julio un botón para solicitar trabajo, permitiendo en septiembre que se pudiera poner la experiencia como voluntarios en organizaciones benéficas, y haciendo que las empresas empezasen a tener un muro en el que postear contenido a partir de octubre.

Ese mismo mes, octubre del 2011, la red social dio otro paso clave anunciando que entraba a competir con los portales de empleo permitiendo que los contratantes tuviesen mejores herramientas para organizar a sus candidatos. Estos movimientos le llevaron a acabar 2011 alcanzando los 130 millones de usuarios en todo el mundo.


 

Lo siento Microsoft, también hay malas noticias



Pero pese al crecimiento de LinkedIn, ahora mismo aún tiene unas cuentas asignaturas pendientes. Una de ellas está en su cantidad de usuarios activos. En la noticia de su compra Microsoft recalcó que la red social tiene ahora mismo 433 millones de miembros registrados, y que su crecimiento es del 19% anual.

Pero los de Redmond no han dado datos de usuarios activos, y lo han hecho porque no son buenos. Según informaron al presentar los resultados financieros del tercer trimestre del año pasado, LinkedIn contaba por aquel entonces con sólo 100 millones de usuarios activos, quedándose lejos de los 320 millones de Twitter, los 400 millones de Instagram, o los 1.550 millones de Facebook.

La gente no utiliza LinkedIn activamente. De hecho, yo mismo sólo entro muy de vez en cuando a repasar las notificaciones, revisar quién me ha podido agregar y validar alguna que otra habilidad de mis contactos. Lo hago dos o tres veces por semana, mientras que en Facebook y Google+ entro a diario, y en Twitter cada hora. Seguro que como yo hay muchos otros, y este es un problema que Microsoft tendrá que solucionar.

En cualquier caso, económicamente tiene un buen estado de forma, y el año pasado consiguieron incrementar un 35% sus ingresos hasta rozar los 3.000 millones de dólares. Su modelo se basa en el denominado Talent Solutions o reclutamento, las suscripciones premium, el marketing y la publicidad. Microsoft sabe lo que compra, y seguro que sabe sacarle provecho.
 

Información que le puede interesar

Recibe nuestros boletines gratis

Twitter

Our website is protected by DMC Firewall!