Mina facilmente con tu computadora



Durante años, los departamentos de recursos humanos y las empresas querían mantener el compromiso de sus empleados y resolver los problemas de retención del talento. Para ello, las empresas ponían diferentes políticas para conseguir estos objetivos (tickets restaurante, seguros médicos…). Unas medidas que no suelen hacer ningún tipo de diferenciación entre las diferentes generaciones de empleados, con intereses vitales quizá diferentes.

Sin embargo, y en la medida en que la generación del milenio (y también la conocida como Generación Y, que abarca aquellas personas nacidas entre 1982 y 2000) va ganando peso en la fuerza laboral y los “baby boomers” se jubilan, las políticas de recursos humanos tendrán que cambiar y desarrollar nuevos modelos de compromiso, que tengan en cuenta estas diferencias generacionales.

Sobre todo porque los millennials tienen un punto de vista radicalmente diferente sobre lo que esperan de su experiencia laboral.

Por qué los millenials son tan diferentes

Cada generación tiene unas particularidades que la definen y diferencian frente a las demás. Los millennials están bien educados y tienen una gran formación, son expertos en tecnología, están muy seguros de sí mismos, son capaces de realizar varias tareas y tienen un montón de energía. Además, se caracterizan por tener unas altas expectativas para sí mismos, pero prefieren trabajar en equipo.

Es cierto que esta generación también busca desafíos y retos laborales, pero no a cualquier precio: la conciliación de la vida personal y profesional es de suma importancia para ellos. Tanto que, según el estudio “Millennials, entendiendo a la generación incomprendida”, el equilibrio entre la vida laboral y personal está por encima del dinero y del estatus social en sus prioridades. De hecho, casi la mitad de estos jóvenes europeos (un 49%) se plantearía dejar un empleo con prestigio y bien remunerado para lograr una mejor conciliación entre trabajo y vida personal.

¿Dejarías un trabajo bien pagado y de prestigio para conciliar mejor?


No obstante, estos jóvenes también muestran su temor de no alcanzar sus objetivos profesionales en el futuro, así como no conseguir un trabajo acorde con sus capacidades personales y no tener oportunidades de evolucionar profesionalmente.





Además, muchos de estos jóvenes son conscientes de que esta necesidad de interacción social que manifiestan, unido a sus ansias de conseguir resultados inmediatos en su trabajo y avanzar rápido puede ser visto como una debilidad por parte de los colegas de mayor edad.

Trabajar duro, pero no más horas

La generación del milenio va a ganar en importancia como fuerza laboral en los próximos 20 años. Estos jóvenes son conscientes de que hay que trabajar duro y muchos consideran que quizá no lleguen a alcanzar el nivel de sus padres, pero también se caracterizan por definir "Trabajo desafiante" como algo que no sea únicamente pasar largas horas de trabajo.

Los empleadores tendrán, por tanto, que hacer ajustes importantes en sus modelos de compromiso, considerando cuidadosamente cuáles son las estrategias que utilizarán para cultivar y retener empleados valiosos milenarias ahora y en el futuro.

La generación del milenio está influyendo en la manera en que trabajan, desde dónde y cómo. Por ello, representan también uno de los mayores retos a los que muchas organizaciones se enfrentarán.

Ponen mucho más énfasis en sus necesidades personales y tienden a sentirse incómodos con las estructuras corporativas rígidas, en las que la información no se comparte sino que reside en los silos.
Quieren horarios de trabajo flexibles, pero muchas veces se sienten frustrados porque las promesas no se cumplen. Un 28% de los encuestados en el informe “Millennials at work. Reshaping the workplace” asegura que el equilibrio trabajo / vida era peor de lo que esperaban antes de formar parte de una empresa, y más de la mitad dijo que, pese a que las empresas hablan de la diversidad, ellos consideran que las oportunidades no son iguales para todos.





Un equilibrio muy importante

El equilibrio trabajo / vida siempre ha sido una prioridad para la generación del milenio y los resultados de todas las encuestas refuerzan este punto de vista, ya que un 95% de los entrevistados por Price Waterhouse Coopers dice que esta balanza entre trabajo / vida es importante para ellos (7 de cada 10 lo califica como muy importante).

Como todo, el grado de preocupación va por barrios: los Millennials de Japón fueron los menos preocupados, aunque el 85% dijeron que este equilibrio es importante para ellos.

Esta nueva generación laboral considera que los empleados en muchas industrias podrían ser recompensados ​​por los resultados en lugar de por el número de horas trabajadas. También entienden como algo fundamental que se les dé la opción de decidir cuándo y dónde hacer su trabajo, ya que son firmes creyentes de que, a menudo, se promocionan las largas horas y se recompensan sin tener en cuenta y sin medir la productividad.


El dinero no lo es todo

Por eso, los empleadores que quieran atraer a los millenials tienen que ofrecer algo más que un ”simple” buen salario. No quiere decir que la mensualidad no sea importante (el 44% de los encuestados por Deloitte considera que un salario competitivo hace al empleador más atractivo), pero la escala de valores ha cambiado. El mayor atractivo para la generación del milenio es la oportunidad para la progresión (52%).

Pero, como ilustra la siguiente imagen, cuando el salario y otros beneficios financieros se eliminan de la ecuación, el equilibrio trabajo / vida y las oportunidades de progreso o roles de liderazgo destacan en importancia . Esos factores son seguidos por modalidades de trabajo flexibles. Una empresa que pueda ofrecer estos pilares es probable que tenga más éxito que sus rivales en la obtención de los talentos de la generación del milenio.



Además, cabe señalar que entre los cuatro grupos (hombres, mujeres, padres y no padres) el la conciliación de la vida personal y laboral es la principal prioridad para cada grupo, aunque tiene más peso entre las mujeres y también, quizás sorprendentemente, entre los no padres.

Por tanto, parece evidente que los millenials no entienden esta organización laboral marcada por horarios y localizaciones fijos, sino por una recompensa por objetivos logrados, sin importar tanto el cuándo y el dónde. Una generación permanentemente conectada a la que los departamentos de recursos humanos no pueden atraer y retener si no son capaces de darles libertad horaria y una mejor conciliación de su vida personal.


 
Algunas marcas ya tienen el botón específico para comprar un producto o servicio desde sus redes sociales.



Según el último Estudio Anual de Redes Sociales en lo que llevamos de 2016, hoy por hoy, el 14% de los consumidores han comprado alguna vez a través de una red social. El estudio se ha llevado a cabo por la asociación de publicidad IAB Spain. Sabemos que no es una cifra demasiada elevada, pero algo destacable es que el 65% de los usuarios las plataformas sociales influye en el proceso de compra, especialmente cuando se trata de Facebook.

Gracias a esto, vemos la gran importancia que tiene el ecomerce dentro de estas herramientas que algunas de ellas incluyen directamente un botón de compra. Según la responsable de Pymes de Facebook en España Nerea Llorca “el botón de compra es una de las llamadas a la acción que ofrece Facebbok”. No podemos negar que es el nuevo futuro en la compra-venta de productos y servicios.

Indagando un poco más, Youtube ofrece otra opción, el “True View”. Es una herramienta que se lanzó en el 2011 con varias funciones:

Comprar.
Llamar directamente a la empresa.

Oportunidades de mejora.

Sin dejar de lado Twitter (la red social con mayor problemas para crecer en número de usuarios), está realizando para que las empresas puedan vender sus productos desde el famoso botón de compra. En la actualidad, las campañas de Twitter Ads no lo permite, aunque si redirige al usuario a la propia página o tienda online para realizar su compra.

A pesar de que las anteriores redes sociales tienen ya un gran peso en este campo, hay otras como Pinterest o Instagram que están ampliando las posibilidades del comercio electrónico para las empresas.

 

En definitiva, la venta a través de las redes sociales es uno de los últimos fines de las marcas para mantenerse. Hasta ahora, poco a poco están dedicando cada vez más tiempo y recursos para avanzar en nuevo sector de ventas.
 
En medio de la conferencia anual E3 de Los Ángeles, y a sólo unas horas de la conferencia principal del WWDC16 de Apple, Microsoft ha acaparado hoy los titulares de la prensa de medio mundo anunciando la compra de LinkedIn, la popular red social especializada en los contactos profesionales, por 26.200 millones de dólares.
El movimiento nos ha pillado a todos por sorpresa, y refuerza los muchos esfuerzos que están haciendo los de Redmond por convertirse en un referente en el ámbito profesional. La operación se ha convertido en la más grande de la historia de Microsoft, ya que esos 26.200 millones que les ha costado superan con creces los 7.200 pagados por Nokia y los 2.500 que les costó Mojang.

Pero tranquilos, porque la operación no modificará la interna de LinkedIn, y la red social seguirá operando como hasta ahora con Jeff Weiner como CEO manteniendo "su marca distintiva, cultura e independencia". Eso sí, informará directamente a un Nadella que ha asegurado que con esta operación pretenden acelerar el crecimiento de LinkedIn, así como el de Office 365 y Dynamics. Operaciones como esta no se dan todos los días, y hemos querido aprovecharla para hacer un amplio resumen sobre cómo ha sido la evolución de la red social laboral, y cómo lo que empezó en la casa de uno de sus creadores acabó convirtiéndose en una de las mayores referencias del mundo empresarial online. El camino de LinkedIn


LinkedIn empezó a fraguarse en la casa de Reid Hoffman, uno de sus co-fundadores, durante el 2002. El resto de creadores fueron Allen Blue, Konstantin Guericke, Eric Ly y Jean-Luc Vaillant, y fue lanzada oficialmente el 5 de mayo del 2003. Para finales de ese mismo mes ya habían conseguido sus 4.500 primeros usuarios.

Desde un principio se posicionó como una red social enfocada al mundo laboral. Siguió extendiéndose hasta lanzar su versión en español en 2008, y terminaron de definir su enfoque hacia el mundo laboral presentando las páginas de empresa en noviembre del 2010. Finalmente, LinkedIn anunció su paso lógico de salir a bolsa en mayo del 2011 con un valor de 3.000 millones de dólares.

Sólo dos meses después, su crecimiento le llevó a convertirse en la segunda red social más utilizada de Estados Unidos en julio del 2011. Por aquel entonces su cantidad de visitas únicas en aquel país ascendía a 33'9 millones, seguida de cerca por los 33'5 de Myspace y los 30 millones de Twitter. Sólo Facebook la superaba, pero los de Zuckerberg ya estaban en otra galaxia acumulando 160 millones de usuarios únicos en Estados Unidos.

Durante los meses siguientes continuó su camino implementando en julio un botón para solicitar trabajo, permitiendo en septiembre que se pudiera poner la experiencia como voluntarios en organizaciones benéficas, y haciendo que las empresas empezasen a tener un muro en el que postear contenido a partir de octubre.

Ese mismo mes, octubre del 2011, la red social dio otro paso clave anunciando que entraba a competir con los portales de empleo permitiendo que los contratantes tuviesen mejores herramientas para organizar a sus candidatos. Estos movimientos le llevaron a acabar 2011 alcanzando los 130 millones de usuarios en todo el mundo.


 

Lo siento Microsoft, también hay malas noticias



Pero pese al crecimiento de LinkedIn, ahora mismo aún tiene unas cuentas asignaturas pendientes. Una de ellas está en su cantidad de usuarios activos. En la noticia de su compra Microsoft recalcó que la red social tiene ahora mismo 433 millones de miembros registrados, y que su crecimiento es del 19% anual.

Pero los de Redmond no han dado datos de usuarios activos, y lo han hecho porque no son buenos. Según informaron al presentar los resultados financieros del tercer trimestre del año pasado, LinkedIn contaba por aquel entonces con sólo 100 millones de usuarios activos, quedándose lejos de los 320 millones de Twitter, los 400 millones de Instagram, o los 1.550 millones de Facebook.

La gente no utiliza LinkedIn activamente. De hecho, yo mismo sólo entro muy de vez en cuando a repasar las notificaciones, revisar quién me ha podido agregar y validar alguna que otra habilidad de mis contactos. Lo hago dos o tres veces por semana, mientras que en Facebook y Google+ entro a diario, y en Twitter cada hora. Seguro que como yo hay muchos otros, y este es un problema que Microsoft tendrá que solucionar.

En cualquier caso, económicamente tiene un buen estado de forma, y el año pasado consiguieron incrementar un 35% sus ingresos hasta rozar los 3.000 millones de dólares. Su modelo se basa en el denominado Talent Solutions o reclutamento, las suscripciones premium, el marketing y la publicidad. Microsoft sabe lo que compra, y seguro que sabe sacarle provecho.
 
Dentro de la pareja el dinero juega un papel muy importante y que hay que saber gestionar desde el principio. Según un estudio de la Universidad Estatal de Kansas y de la Universidad Tecnológica de Texas, las finanzas son una de las principales razones de ruptura, por delante de otras como ser infiel, la división de tareas del hogar, o los problemas de alcoba. Esto lleva a plantearse si es mejor tener que unirse en las finanzas con una cuenta conjunta o mantener la economía familiar separada.



Desde el banco digital Self Bank aseguran que no existe una respuesta correcta. «Es difícil establecer qué cuenta es la mejor para la pareja, esto depende mucho de cómo es cada una, sus necesidades, ingresos, gastos, etc.; en cualquier caso, ambas opciones ofrecen una serie de ventajas y desventajas que deben analizar antes de tomar una decisión», señala la responsable de Desarrollo de Contenidos, Productos y Servicios de Self Bank, Victoria Torre.

La clave estaría, según asegura Montserrat Ribót, autora de Amor de verdad (Zenith), en negociar de igual a igual, independientemtente del nivel de ingresos de cada uno. «La negociación es la única vía que permite satisfacer los intereses de ambas partes. Cada vez que una pareja inicia una negociación y llega a un acuerdo satisfactorio, su vínculo se hace más solido y aumenta la confianza entre ambos». Como dice Alejandro Hernández en su libro «Negociar es fácil, si se sabe cómo», negociar "no es rendirse y ceder, es intercambiar"». «Y en una pareja hay que negociarlo todo, desde las tareas domésticas, al cuidado de los niños, pasando por las finanzas familiares», añade Ribot.

Si se tiene en cuenta la situación demográfica del país, que durante el primer semestre de 2015 registró 69.671 matrimonios en España, un 1,2% más que en el año anterior, según datos del Instituto Nacional de Estadística; y que alcanzó los 100.746 divorcios, un 5,6% más, es fácil comprender qué sean muchos los que se plantean si a la hora de comenzar una vida en pareja es mejor optar por abrir un tipo de cuenta u otra.

Una única cuenta corriente

Según explican desde Self Bank, si la pareja quiere llevar una economía común debe saber que tener una única cuenta corriente facilita el control de gastos e ingresos además de llevar una gestión centralizada de los mismos, teniendo más claro así dónde se emplea el dinero. «Además, contar con una cuenta conjunta impedirá que uno de los cónyuges un mes se quede en números rojos y al otro, sin embargo, le sobre dinero», explica Victoria Torre. Otra de las ventajas está en el ahorro que supone el mantenimiento de las cuentas, emisión de tarjetas, comisiones, etc. Sin embargo, no debe olvidarse que este tipo de cuenta puede generar problemas en casos de divorcio.

Dos cuentas separadas e idenpendentes

La principal ventaja en el caso de optar por una cuenta separada es la independencia y la libertad económica que esto permite, ya que uno no podrá controlar los gastos del otro, esto facilita poder darse caprichos. Otro aspecto positivo es que se puede ser capaz de organizar las finanzas sin depender de la otra persona. «Optar por la cuentas individualizadas es ideal para evitar problemas en aquellos casos de parejas en los que uno es una “hormiga” y otro un derrochador, así cada uno tiene independencia con sus gastos», puntualiza la responsable de Desarrollo de Self Bank.

Entre los beneficios de contar con dos cuentas diferentes está la posibilidad de diversificar entidades. Esto da acceso a un mayor número de cajeros en los que extraer dinero de forma gratuita. Pero no todo son puntos positivos, entre las desventajas está que en ocasiones pueden resultar ineficientes para la gestión del dinero familiar.

Dos cuentas personales y una conjunta

Muchos conflictos relacionados con el dinero podrían evitarse, asegura la autora de Amor de Verdad, «si se estableciera una separación clara entre los gastos comunes y los gastos individuales. Esto es factible si, además de la cuenta conjunta, cada uno dispone de su propia cuenta particular». ¿Esto que implica? Que cada miembro de la pareja sólo ingresa en la cuenta conjunta parte del sueldo (la necesaria y acordada, para cubrir los gastos comunes). De este modo, ambos son libres de gastar el dinero que les queda disponible (después de ingresar la cantidad acordada a la cuenta común) como más les apetezca, sin tener que dar explicaciones», concluye Ribot.

Para las parejas de un nivel de gastos similar, un posible régimen de actuación sería el siguiente:

-Apertura de una cuenta corriente conjunta, aparte de las propias cuentas bancarias de cada uno.

-Cada miembro de la pareja dispone de una tarjeta de crédito vinculada a dicha cuenta conjunta.

-Se definen cuáles son los gastos domésticos comunes que se domiciliarán en la cuenta conjunta (alquiler, agua, electricidad, gas, teléfono fijo, conexión a internet, etcétera).

-Asimismo, se hace una previsión de otros gastos que también se pagarán conjuntamente (comida, productos de higiene y limpieza, restaurantes, etcétera), ya sea mediante las tarjetas de crédito asociadas a la cuenta conjunta o con dinero en efectivo proveniente de dicha cuenta.

-Se determina la cantidad mensual necesaria para cubrir la totalidad de los gastos comunes.

-Cada miembro de la pareja ingresa la mitad de dicha cantidad en al cuenta conjunta.

-Los gastos extraordinarios (muebles, electrodomésticos, viajes, etcétera) deberán pactarse previamente.

-Los gastos propios (ropa, calzado, cosméticos, gimnasio, factura del móvil, etcétera) son pagados individualmente por cada miembro de la pareja.     


¿Tu empresa se ha decidido a comprar contenido para posicionarse en Internet, usándolo como herramienta SEO? Si es así (y sería una óptima decisión), tu empresa debería conocer el gran poder de las recomendaciones de los influencers, tanto de los profesionales como de los usuarios finales, para aprovechar su potencial en su estrategia de marketing de contenidos.

¿De qué estamos hablando?

No es novedad que las empresas usen en sus estrategias de publicidad a los llamados “influencers”, es decir, personas con cierto tipo de notoriedad que hablan bien de una marca. Estamos acostumbrados a ver en anuncios televisivos a modelos, deportistas, cantantes, presentadoras, etc., prestando su imagen a determinada marca. Esta práctica ha sido habitual durante muchos años en la publicidad tradicional a través de la mencionada televisión, los anuncios en marquesinas de autobús, en carteles en estaciones de metro, o en mensajes radiofónicos.

En el marketing digital se siguen usando estas figuras, pero, cuando la empresa requiera comprar contenido para blog o redes sociales, cuando solicite la creación de contenido a su redactor freelance, ha de tener en cuenta que existen otro tipo de “influencers” que pueden tener mucha más relevancia de la que tienen los personajes públicos.

El usuario tecnológico, ese que está presente en varias redes sociales, atiende más a las recomendaciones de las personas que le son cercanas que a las de un personaje notorio. ¿A qué es debido? A la misma esencia de estar presentes en una red social: estar conectados con conocidos, antiguas amistades o nuevos contactos que comparten gustos, hábitos u opiniones.

Es decir, el usuario, el que está presente en redes sociales y hacia el que se dirigen las marcas en sus campañas de marketing, presta más atención y confía más en personas de su entorno más cercano.

Influencers profesionales vs influencers “reales”: dos salidas, un único objetivo: las recomendaciones.
 Empezar un negocio propio o es nada fácil, por lo que hacerlo crecer y mantenerse vigente requerirá de poner en práctica muchas estrategias que estén a su alcance para lograrlo. ¿Qué tal ésta que le muestra FP? 


 
Nadie dijo que sería fácil y, muy seguramente cuando usted empezó a tener la idea de un negocio propio, no se llegó a imaginar por todo lo que tendría que llegar a pasar para hacer realidad su sueño. Lo importante es que ya tomó la decisión y que debe ser muy creativo y disponer de todas las herramientas que estén a su alcance para mantener vivo su negocio.

Recuerde que la base para el éxito de su emprendimiento es contar con un plan de negocio en el que analice todos los posibles factores de riesgo, pero en el que también considere cuál puede ser esa estrategia A,B,C… o Z para salir de las dificultades que puede llegar a tener, especialmente en el tema de venta y consecución de nuevos clientes, que son la base primordial para el crecimiento del negocio.

En esto, FP aquí le cuenta una estrategia que ha funcionado para muchos negocios. “Al inicio no pensé que fuera a ser útil, pero sí fue un medio para poder alcanzar a personas que no me conocían y que les podía interesar lo que yo ofrecía”, cuenta Flor González, que tiene un salón de belleza en el norte de Bogotá.

La estrategia fue sencilla: usar plataformas tecnológicas con el fin de ofrecer un producto o servicio con descuento, a través del uso de cupones. Es una especie de convenio que se realizan con las empresas ya establecidas y organizadas que ofrecen esta oportunidad por internet y que cualquier negocio puede aprovechar con el fin de llegar a más personas, con precios más asequibles.

“Una de las grandes ventajas que tienen este tipo de plataformas es que les ofrecen a las pymes es la posibilidad de llegar a cada una de las personas que se mueven por la web, dándoles a conocer nuevos servicios y ayudándolos a incrementar el número de clientes”, indicó Mauricio Chiappe, director general de Cuponatic.com.co.

Efectivamente, los descuentos han sido una forma de aumentar las ventas que se ha usado desde hace décadas con el fin de alcanzar más clientes y fidelizarlos. El tema es que tiene que ser bajo las circunstancias adecuadas. Al respecto, existe un caso que analizó un experto de Morgan Stanley, en el que una empresa todos los días se mantenía con descuentos. Pero el efecto que causó es que, al regresar a las tarifas ‘normales’, los clientes sintieron que las tarifas eran más altas de “lo justo”, dejando de comprar en el lugar.

De acuerdo con Harvard Business Review, existen sólo ciertos momentos en los que es recomendable considerar un descuento como una estrategia:

Para competir con la competencia: si su rival también lo hace y usted cree que no va a ceder con precios similares a los suyos, es bueno aplicar la misma estrategia. 

Para fidelizar clientes: es una forma en la que usted puede lograr comprometer a las personas que le compran, en comparación con su competencia. Recuerde que en esto, el servicio al cliente también es importante. 

Para fomentar un pedido grande en lugar de varios pequeños: Este diferencial de precios produce mayores beneficios que las farmacias sólo tienen que incurrir en los costos de obtener una receta, una vez, en lugar de doce veces.


El proceso

Actualmente cada país puede contar con varias empresas que ofrecen este tipo de ventajas a cualquier empresario. “Buscamos socios en diferentes segmentos (servicios, productos y viajes) que tengan un negocio legal formalizado y que sea de buena calidad para brindar el mejor servicio a nuestros usuarios. Algunos de los requisitos son tener RUT, Cámara de comercio, un local físico y página web”, señalaron voceros de Groupon.



Aumento de Ingresos.

- Las cuponeras permiten a las pequeñas y medianas empresas mantener sus ingresos en niveles óptimos durante las temporadas de bajos ingresos o llamadas tiempos muertos. 

Fidelización de clientes: Este proceso se consolida poco a poco y las pymes han visto que el número de clientes aumenta paulatinamente, prefiriendo de manera constante su marca y clasificándola como favorita. 

Ahorro en mercadeo: Las cuponeras se están convirtiendo en una táctica de mercadeo para las pymes que muchas veces no tienen el presupuesto suficiente para invertir mucho dinero en esta área. 

Nuevo público objetivo: Con la apuesta online, las pymes están un paso adelante en la conquista del nuevo público que ahora está buscando y comprando productos a través de la Red. 

Retorno de la inversión: Uno de los puntos más importantes para los empresarios es que el retorno de la inversión es evidente por el aumento en el tráfico de clientes y la divulgación que tienen sus marcas. 

Servicio al cliente: Las cuponeras apoyan a las Pymes con el servicio al cliente por medio de encuestas que éstas realizan para mejorar las falencias y hallar posibles mejoras en la comercialización de sus productos.

Ahora, la suscripción al servicio puede depender de cada empresa pero, en general, es importante que sea un comercio establecido y cumpla con todos los requisitos legales y al día que le permitan a un cliente tener toda la seguridad de que no va a ser estafado. Incluso, también puede contar con el apoyo mismo de la empresa: “estamos en constante comunicación con el socio para ver los resultados de las diferentes campañas y tener feedback de las ofertas al aire”, señalaron los voceros de Groupon.


 

Antes de averiguar a qué se dedica exactamente el inbound marketing manager, es necesario conocer un poco más acerca de la modalidad de marketing en la que opera este profesional. El inbound marketing surge por oposición al denominado outbound marketing o marketing tradicional, es decir, no “persigue” a los clientes ni los abruma, sino que se apoya en una serie de técnicas para atraerlos. 

Información que le puede interesar

Recibe nuestros boletines gratis

Twitter

Our website is protected by DMC Firewall!